Expertos en la venta, instalación y mantenimiento de equipos industriales de aire comrpimido
Depósitos

En prácticamente todas las instalaciones de aire comprimido se coloca un depósito acumulador. En instalaciones TODO/NADA donde no existe un sistema que regule el flujo de aire, el depósito servirá como un pulmón que permitirá reducir el número de arrancadas/paradas del compresor y conseguir una distribución sin fluctuaciones.

También sirven para que al enfriarse el aire acumulado, genere condensaciones que se expulsarán por sus purgas consiguiendo un aire más seco.

Los depósitos de acumulación son aparatos a presión, por lo que deben cumplir la Normativa de Equipos a Presión. (R.D. 2060/2008)

Somos expertos en estos equipos y normativas, consúltenos cualquier duda.